Universidad de Loma Linda en Galápagos

Historia de la estación de campo de la Universidad de Loma Linda en Galápagos

Por Leonard Brand

Departamento de Ciencias Biológicas y de la Tierra,

Universidad de Loma Linda

La Universidad de Loma Linda (LLU) tuvo en el pasado una estación de investigación en Biología en las islas Galápagos. Todo surgió en la década de 1970, cuando dos profesores de Biología tuvieron la idea de crear un centro adventista de estudio de Biología en las islas. Lester Harris, que entonces enseñaba Biología en Columbia Union College, y Ernest Booth, que anteriormente había enseñado en WallaWalla University y luego en LLU, trabajaron juntos en el proyecto. Lester desarrolló el sueño, y Ernest recaudó el dinero a través de su organización World Medics. Lester encontró una propiedad vacante en una ubicación privilegiada en Puerto Ayora, la capital de la isla Santa Cruz, justo en la calle en cuyo extremo está la Estación Científica Charles Darwin. A fines de la década de 1970, cuando Lester fue contratado como profesor de Biología en LLU, surgió la oportunidad de activar el sueño. El profesor voló a Quito, Ecuador, y luego a las Galápagos para ver cómo comprar la propiedad. Mientras conversaba con la mujer que estaba sentada a su lado en el avión, descubrieron que él estaba buscando comprar una propiedad y que ella iba a Galápagos a vender una propiedad, y resultó que los dos estaban interesados en la misma propiedad. Muchos creemos que Dios estaba en este plan.

La señora y Lester llegaron a un acuerdo y regresaron. Poco después se construyeron varios edificios: una iglesia, una casa para el pastor local y un edificio académico para LLU con dormitorios, una cocina y una sala que servía de comedor y de lugar de conferencias. Debido a que los extranjeros no podían poseer propiedades allí, el lugar era y sigue siendo propiedad de la Unión Adventista del Ecuador. Se encontró un pastor y la iglesia adventista pronto tuvo un buen comienzo. Mientras tanto, LLU enseñaba una clase de Biología allí cada verano. La estación estaba ubicada en la avenida Charles Darwin, cerca de la estación de investigación Darwin. Sólo se permitía una estación de campo reconocida en la isla, por lo que LLU no podía etiquetar su estación como la estación de campo de la Universidad de Loma Linda, sin embargo había una relación cordial entre las dos instituciones. De manera no oficial, la Universidad de Loma Linda la consideraba como una estación de investigación. Los estudiantes de la universidad utilizaban la biblioteca de la estación Darwin y el área de estudio, y LLU compraba libros para la estación Darwin.

Las clases en la estación de campo continuaron hasta 1987. Luego, la creciente iglesia en la estación de campo solicitó usar nuestro edificio académico para comenzar una escuela. ¿Cómo podríamos negarnos, cuando sólo estábamos allí unas pocas semanas al año? Al mismo tiempo, el interés de los estudiantes de LLU en las clases de campo disminuyó considerablemente, por lo que entregamos la estación a la Misión Adventista del Ecuador. Sin embargo, en años posteriores, los biólogos de LLU continuaron con algunas investigaciones allí en Galápagos.

La iglesia continuó creciendo, y la estación albergó una escuela primaria y una secundaria. La escuela primaria superó la capacidad de la estación original y se trasladó a nuevas instalaciones en el exterior de la ciudad, donde ahora también hay una segunda iglesia adventista. En el año 2014, siguiendo los requisitos del gobierno de que todas las escuelas estuvieran ubicadas en terrenos más elevados fuera del alcance de posibles tsunamis, la escuela secundaria se trasladó a la misma ubicación de la nueva escuela primaria. Esta institución educativa en conjunto sigue recibiendo el nombre de Loma Linda.

En el año 2013, LLU consideró una propuesta para colaborar con la Misión de Ecuador a fin de desarrollar en la propiedad de Galápagos un aula para la educación de la salud, con un restaurante vegetariano, un pequeño hostal, una clínica y una biblioteca. La experiencia previa indica que hay un vivo interés local en aprender más sobre la vida saludable y la atención preventiva para hacer frente a los problemas de salud occidentales que se están haciendo evidentes entre la población local. Pero LLU no llegó a desarrollar la propuesta.

Costa de la Isla Isabela en Galápagos donde se observan al fondo los manglares.

Pinzón de Galápagos (Geospiza scandeus). Esta especie se halla en la mayoría de las islas grandes de Galápagos. Un tercio de su alimentación consiste en semillas de los cactus Opuntia, otro tercio en flores de los cactus, y el resto consiste en otras semillas e insectos. También construyen sus nidos en los cactus, aprovechando las zonas más densas.


Misión de Ecuador consideró vender la propiedad, pero afortunadamente no lo hicieron. La propiedad de la estación es lo suficientemente grande como para que se construyan allí varias instalaciones nuevas, y es una propiedad valiosa en una ubicación privilegiada. Está justo en la calle principal de Puerto Ayora y a sólo una cuadra de la playa. Es muy visible y accesible para los lugareños, y por esa calle camina diariamente una gran cantidad de turistas. La próspera industria turística de las islas Galápagos atrae a visitantes de todo el mundo todos los días. Esto lo convierte en un lugar privilegiado para la difusión con una audiencia global potencial difícil de igualar.


NOTA DEL EDITOR—Según informaciones aparecidas en noticias.adventistas.org (27 julio 2016), los administradores de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica aprobaron la construcción de un “centro creacionista en Galápagos”. Este centro “contará con un espacio para el estudio y la investigación de la vida según la perspectiva bíblica”.

El cangrejo rojo de las rocas (Grapsus grapsus) es uno de los más comunes en las costas occidentales de las Américas. Es muy abundante en las islas Galápagos. Los juveniles son de color negro o marrón oscuro, y se camuflan bien en las rocas volcánicas de las costas, mientras que los adultos presentan llamativos colores rojos, amarillos y azules. Viven en las costas rocosas en la zona de salpicadura del agua, donde se alimentan de algas o animales muertos. Son muy ágiles y capaces de saltar, por lo que son difíciles de capturar.

La iguana de tierra de Galápagos (Conolophus subcristatus) es una especie endémica de lagarto de algunas islas del archipiélago. Su morfología y color varía entre las poblaciones. Durante el día se calientan al sol y en la noche duermen en agujeros en el suelo para conservar su calor. Son animales primariamente herbívoros, alimentándose mayoritariamente de los cactus, aunque pueden capturar insectos, centípedos o carroñear. Es frecuente ver a algunos pájaros posarse en el lomo para extraer los parásitos de la piel.

Pingüinos de Galápagos (Spheniscus mendiculus). Estos pingúinos están restringidos a una pocas zonas, con las poblaciones más numerosas en la costa este de Isabela y en la isla Fernandina. Es la segunda especie de pingüinos más pequeña después del pingüino azul.

El lobo marino de las Galápagos (Zalophus wollebaeki) es una especie que sólo se reproduce en esas islas y en menor número en la Isla de la Plata (Ecuador). Es un animal muy social, y se le observa en las rocas, en la playa, o tomando el sol en los bancos del paseo marítimo de Puerto Ayora. A veces son muy ruidosos con sus gritos y cantos, así como juguetones.

VERSIÓN PDF