¿Qué Observamos en las Pisadas Fósiles?

Cuando encontramos pisadas fósiles en las rocas sedimentarias hemos de mirar cuidadosamente para saber qué estamos observando. La pisada se formó originalmente en un sustrato blando y deformable, en el cual quedó una impresión (o huella). Esa impresión o deformación es la huella verdadera. Posteriormente, esa huella se cubrió con otra capa de sedimento, formando un relleno de la huella. Cuando la capa superior que cubre y rellena la huella se retira por la erosión, podemos encontrar las dos partes: la capa inferior que contiene la huella verdadera, y la roca de la capa superior que contiene el relleno. Si las capas superiores se retiran y el relleno está todavía ‘adherido’ a la capa que cubrió la pisada, se llama molde de la huella. Ciertas pisadas son visibles en sección vertical, como en un corte transversal, y se observa el bajorrelieve de la huella en una o más capas inferiores. Este bajorrelieve se formó como resultado de la deformación del sustrato blando durante la pisada del animal, cuyo peso produjo la compresión y desplazamiento del sedimento subyacente.

Esta foto panorámica muestra el lado inferior, es decir, el bajorrelieve, de varias pisadas de dinosaurio. La huella se marcó en un sustrato blando, el cual se deformó bajo el peso del animal mientras caminaba. Dinosaur Ridge, Morrison, Colorado, Estados Unidos.